Unidad Tributaria (desde el 11 de septiembre 2018) BsS 17 / BsF 1.700.000DIPRO (Cencoex) BsF 10DICOM (Bs x EUR) BsF 134.262.500,00Petróleo Venezolano Ys 477,94 / $69,71 Oro $ 40,97 (g)UCAU Bs. 10.850Salario Integral BsS 1.980 / BsF 198.000.000Cesta Ticket BsS 180 / BsF 18.000.000Salario mínimo desde 20 de Agosto de 2018 BsS 1.800 / BsF 180.000.000Reservas Int (US$ mm) $ 8.451.000.000

Necesitamos blindar a las empresas

El momento que vivimos en el país, no permite que las empresas “escapen” a la realidad social, política y económica y este fenómeno toca a pequeñas, medianas y grandes empresas, sin distingo alguno por sector o actividad comercial, lo que obliga a las organizaciones a repensar su posición ante sus púbicos, para promover una verdadera empatía, afinidad, lealtad y sentido de pertenencia, haciendo frente a las amenazas externas.

Ha sido un hecho tradicional que las empresas presten atención a las disonancias para mantener ambientes internos propicios para el logro de objetivos comunes de los actores que conforman el grupo organizacional, entendiendo que realmente las compañías, no son infraestructuras ni marcas, sino gente que unida trabaja para un fin que beneficia a todos.


Los temas relacionales dentro de las empresas, hasta hace poco se limitaban en muchos casos, a la gestión del Capital Humano, desestimando la importancia de la Comunicación Corporativa capaz de diseñar discursos que sirvan como estrategia clave, que logre poner en sintonía a todos los relacionados con la firma.

Este discurso organizacional tiene beneficios inconmensurables si consideramos que en primer lugar, recuerda la noción de quienes somos, la misión y visión que perseguimos, y  en segundo término, permite tender puentes con cada colaborador al exponer la gestión, los logros y también las dificultades.

Ciertamente la construcción de ese discurso debe ser producto de un trabajo planificado, consensuado y en el mejor de los casos asesorado por expertos en la materia, para abordar todas las oportunidades que ese recurso puede dar para la cohesión de la gente en la empresa, se trate de una microempresa o una gran transnacional. Aunque parezca imposible, es perfectamente factible alcanzar acuerdos globales y formar bloques cuando en común existe el plano laboral, el cual representa un aspecto vital de la mayoría de las personas.

Empresas venezolanas bajo amenazas
Esta poderosa herramienta; la comunicación corporativa, cobra hoy mayor vigencia en Venezuela, en un momento sin precedentes, en el cual las amenazas del entorno, impactan la organización y la exponen a peligros tales como la intervención, la expropiación e incluso la detención a directivos.

Una organización nunca estará preparada para reaccionar de manera perfecta, pero con la debida orientación, podrá accionar oportuna e inteligentemente, para hacer frente a la situación contando con el más valioso recurso que posee: la solidaridad de su fuerza laboral.

Se trata de todo un arte, que supone manejar el tono institucional, apolítico e integrador de los lineamientos corporativos, pero a la vez consolidar una respuesta masiva, nunca impuesta ni forzada, sino que resulte del llamado a identificar lo que nos une, lo que importa y lo que estamos dispuestos a hacer para defenderlo.

Muchas empresas se aventuran a “sacar debajo de la manga” el término de familia para referirse a la organización aspirando que esta sea una especie de palabra mágica que transforme a la gente en leales a las causas de la empresa. Pero, si no se ha sembrado, difícilmente cosechará, y esto no depende de la antigüedad de la empresa, puede tener un año o una centuria, lo que definirá un camino más transitable será haber dado espacio a que la palabra familia, realmente conglomere al factor humano y se convierta en un gran blindaje ante las tempestades.

Para que esto sea posible, la empresa debe recuperar todos los elementos que vinculen a todas las personas que hacen vida en su espacio, trascendiendo al espacio físico, debe entenderse que se trata de todo el ámbito que agrupe lo humano a la firma, su historia, su actividad y su responsabilidad con todos los que han contribuido en sus fines. Allí cuentan los colaboradores, los proveedores, clientes, relacionados y hasta su competencia.

Todos pueden enfilarse a esa convocatoria, formando un bloque, que se levante como una fortaleza evitando que el impacto sea devastador… en algunas ocasiones el daño pudiese parecer definitivo, sin embargo, aún en situación de expropiación, una empresa que cuenta con gente comprometida, sobrevivirá incluso a esta circunstancia, y puede que en el futuro renazca con mayor fuerza. 


 
volver a página anterior

Compartelo


Autor

MARY MENNUTO

Profesional de la Comunicación Social UCAB, Post Grado Comunicación Organizacional y Desarrollo Social Caracas – UCAB, Coach Profesional Virginia - Estados Unidos, Autora de las Conferencias Comunicaciones Corporativas para el Mercadeo, ¡Cuidado! Usted es la Voz de su Organización, Proyecto de Vida: Comunicación Intrapersonal, y La Imagen de Marca es lo que Vende. Consultor en Comunicaciones Corporativas, internas y externas, free press, Gerencia de Crisis, Facilitadora para el diseño de Mensajes Claves y Entrenadora de Vocería. Pasado Presidente de la Cámara Junior Internacional Capítulo Valencia, Directora de la Asociación de Ejecutivos del Estado Carabobo, Directora Ejecutiva de la Agencia de Noticias Venezuela Empresarial. Ancla de Gestión y Negocios por WTC Radio y Ancla de Venezuela Empresarial transmitido por Unión Radio Valencia 105.3 FM.