Unidad Tributaria (desde el 1 de marzo 2017) BsF 300Salario mínimo desde 1 Noviembre de 2017 BsF 177.507DIPRO (Cencoex) BsF 10DICOM Banda de subasta entre BsF 2.679,60 y BsF 3.445Petróleo Venezolano Ys 369,55 Cesta Ticket (31 x UT) x 30 BsF 279.000Oro $ 34,96 (g)

De la esclavitud a lo laboral… y viceversa

21 de septiembre de 2016
El tema de la esclavitud en Venezuela ha sido tomado como herramienta política para abolirla o bien para disfrazar su tempestivo regreso.

A mediados del siglo XIX, José Gregorio Monagas impulsa una campaña anti esclavista que termina en 1854 con su abolición vía legislativa. No obstante, la historia también nos obliga a colocar el hecho en contexto: la supuesta abolición consistía en el pago por parte del Estado a los amos de los esclavos de ciertas cantidades de pesos, según un baremo que tabulaba la edad, salud y fortaleza del esclavo, entre otros; y la situación económica de la Venezuela de entonces hacía para los amos de los esclavos todo un negocio venderlos a su libertad.


Hoy día nos encontramos con la Resolución 9855 del 22 de julio próximo pasado en donde se establece que toda empresa tiene la obligación de proporcionar sus trabajadores, con condiciones físicas adecuadas, conocimientos teóricos y técnicos en las diferentes áreas productivas, con el objeto de fortalecer la producción en aquellos centros de trabajo de interés social del sector agroalimentario.

Se define así como un “régimen laboral transitorio” de carácter estratégico y obligatorio que contribuya con el reimpulso productivo del sector agroalimentario.

De esta manera, y en base la obvia historia crítica que sirvió de prólogo del presente, me permito realizar las siguientes consideraciones y advertencias:

- La empresa receptora de los trabajadores, sólo debe pertenecer al sector agroalimentario y debe ser considerada por el Estado como estratégica en el fortalecimiento de su producción.

- La empresa originaria puede pertenecer a cualquier sector, inclusive puede ser pública, privada o mixta.

- La resolución soslaya la principal característica de toda relación de trabajo: la voluntariedad. La decisión del trabajador no es tomada en cuenta, obligándolo a ser trasladado a prestar servicios en el sector agroalimentario, siempre que sus capacidades físicas y técnicas se lo permitan.

- La resolución obvia el tema de la territorialidad: podrá entonces un trabajador de un banco de Caracas ser trasladado a Churuguara a cosechar tomates.

- Infinidad de tratados internacionales, especialmente de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) de la cual es parte Venezuela, prohíbe expresamente el trabajo forzado.

Definitivamente la Resolución 9855 respeta las fuentes del derecho consagradas en la Ley Orgánica del Trabajo, Trabajadores y Trabajadores de 2012, especialmente la consagrada en el literal “h” del artículo 16: “el Ideario Zamorano”; recordemos pues, que Ezequiel Zamora también se acogió a la ley abolicionista de 1854, pretendiendo cobrar el valor de 7 esclavos que le pertenecían.

Afirmaría el fallecido salsero cartagenero Joe Arroyo: “?¡esclavitud perpetua!?” 
volver a página anterior

Compartelo


Autor

LEONCIO PABLO LANDÁEZ

Abogado de la UC con diversos cursos de Postgrado en Venezuela y el extranjero. Profesor de Escalafón de la Universidad de Carabobo en la Cátedra Derecho del Trabajo. Socio de la Firma de Abogados Landáez & Arcaya, Director de la Asociación de Ejecutivos del Estado Carabobo.