Unidad Tributaria (desde el 11 de septiembre 2018) BsS 17 DICOM 3.297,40 (BsS/USD)Petróleo Venezolano $55,80 Oro $ 40,97 (g)Salario Integral BsS 19.800 Cesta Ticket (10% Salario mínimo) BsS 450Salario mínimo desde 15 de Enero 2019 BsS 18.000Reservas Int (US$ mm) $ 8.485.000.000

Venta de divisas a través de la banca no detendrá la hiperinflación

1 de febrero de 2019
El Banco Central de Venezuela impuso esta semana par de medidas con las que busca lograr la estabilidad en materia cambiaria y monetaria y con ello detener la hiperinflación. Los encajes ordinario y marginal, de los que se descontarán a los bancos los bolívares de la venta de divisas (euros) entregadas en efectivo por el banco emisor, están lejos de corregir el curso de la inflación, aunque recoja parte del exceso de liquidez monetaria.


El gobierno de Nicolás Maduro no podrá detener la hiperinflación, tome las medidas que tome, si no deja de crear dinero electrónico sin respaldo en los bienes de la economía, coinciden analistas consultados por Banca y Negocios.

El BCV anunció esta semana un incremento en los encajes ordinario y marginal a 57% y 100%, respectivamente, a partir del 11 de febrero, así como un anclaje del tipo de cambio oficial (Dicom) alrededor de BsS 3.300 desde el 29 de enero, con la finalidad de bajar la presión en el mercado paralelo de divisas y estabilizar el tipo de cambio.

“La medida radica en que el BCV inyectará o retirará los bolívares necesarios a las entidades bancarias para mantener un nivel de agregados monetarios consistentes con la meta de tipo de cambio definido y de manera semanal”, indica la nota divulgada el martes.

Al 18 de enero, última fecha disponible, la liquidez monetaria se ubicó en 1 billón 156 mil 494 millones 759 mil 174 bolívares, que a la tasa oficial de Dicom (BsS 3.299,12 por dólar), equivale a 350,54 millones de dólares.

Aunque se desconoce oficialmente el monto que el gobierno asignará a la banca, ha trascendido que se trata de 300.000 euros por entidad bancaria.

Pero se trata de una cifra y de una medida insuficiente para lograr el objetivo planteado, dice Ángel Alvarado, diputado de la Comisión Permanente de Finanzas y Desarrollo Económico de la Asamblea Nacional.

El problema de fondo es de índole fiscal, “de falta de dinero, por lo que la cantidad que hoy se inyecta es insuficiente” para atacar la hiperinflación (1.698.488,2% al cierre de 2018) y estabilizar la tasa de cambio, sostiene Alvarado.

Para ello, el parlamentario destaca la necesidad de una asistencia financiera internacional extraordinaria que permita levantar entre 80.000 millones y 100.000 millones de dólares, que permitirían reactivar la economía.

La caída de los ingresos ordinarios del gobierno lo ha llevado a crear dinero electrónico para financiar el déficit fiscal, lo que ha expandido exponencialmente la liquidez y con ello atizado la hiperinflación.

Este fenómeno es generado fundamentalmente por el tamaño del déficit fiscal. “La hiperinflación se ha convertido en el mecanismo de financiamiento del enorme déficit fiscal”, dice el economista Alexander Guerrero.

Lo que el gobierno ha anunciado como medidas no es más que “una pobre política monetaria porque ninguna de ellas le hará cosquillas a la hiperinflación. El déficit fiscal del gobierno es de 56% del PIB”,  asegura Guerrero, quien explica que por eso el bolívar pierde poder de compra cada minuto y cada vez se necesiten más bolívares para comprar un dólar.

Si bien los anuncios del gobierno, esta semana, persiguen esterilizar parte del circulante para que no se dirija al mercado paralelo de divisas, no hay indicios de que abandone la generación de dinero inorgánico y menos ahora que Estados Unidos ha bloqueado el manejo de cuentas de Pdvsa en esa nación y ha anunciado represalias contra quienes compren oro o petróleo venezolano.

“Puede (el gobierno) drenar liquidez, aumentar el encaje para limitar que los bancos creen dinero secundario, vender euros para secar el circulante, pero todo estas acciones quedarán anuladas si continúa haciendo desmesuradas emisiones de dinero para cubrir el déficit de Pdvsa, Corpoelec, las hidros, el Metro y demás empresas públicas quebradas por el burocratismo y la corrupción”, sostiene el economista Víctor Álvarez.

Las sanciones del gobierno de Donald Trump contra Pdvsa dejan a la administración de Maduro sin ingreso en divisas. “Necesitan que los privados vendan. Por eso lanzan Interbanex como una plataforma con una tasa oficial más atractiva que el paralelo. Por esa vía esperan captar divisas y compensar el descalabro del ingreso petrolero”, señala Álvarez.

Pero muchos no querrán retratarse. Es decir, como hay que registrar todos los datos de la empresa en la página de Interbanex, “se inhibirán y harán sus operaciones de compra-venta de divisas a una tasa menor en el mercado “.
volver a página anterior

Compartelo