Cesta Ticket Bs 200.000Salario mínimo desde el 1 de Enero Bs 250.000Reservas internacionales (US$ mm) $8.093Petroleo venezolano (US$ x Bl) $51Unidad Tributaria Bs 50

Lorenzo Mendoza: Será difícil explicar qué pasó en Venezuela en los últimos 25 años

Pudiera hacerse una lista larga de esos eventos y lo que causaron. Pero no viene al caso. La siguiente frase de Lorenzo Mendoza resume el problema.

09/12/2019
Lorenzo Mendoza afirma que “en los años por venir será difícil explicar qué ocurrió en Venezuela durante las últimas dos décadas y media”. ¿Ha pasado de todo? El todo no es abstracto. Es “una serie de eventos”. Y señala el empresario que aun los más acertados en el pronóstico, “fallaron al momento de calcular las consecuencias que finalmente se han precipitado y que hoy son causa de asombro en el mundo”.


Pudiera hacerse una lista larga de esos eventos y lo que causaron. Pero no viene al caso. La siguiente frase de Lorenzo Mendoza resume el problema. Y tampoco es abstracta, ya que después de leída es posible imaginarlo todo. (El todo otra vez entra en escena).

Mendoza establece el contraste entre lo que era la promesa de lo que ofrecía la potencialidad del país, “y lo que recogemos como cosecha al final de este cuarto de siglo no puede ser más desconcertante”. Desconcertante, y, agrega, “más complejo aún que determinar qué ocurrió —para ello existen los registros históricos, económicos y estadísticos— será interpretar el porqué de lo ocurrido. Y en esta explicación se encontrarán seguramente las claves que habrán de servir de enseñanza a las generaciones del futuro”.

La página no es posible pasarla. Aun así, hay que mirar hacia adelante. Y Mendoza lo hace. Desde la perspectiva de quien cree “en la iniciativa privada como motor principal —aunque no el único— para alcanzar el crecimiento económico y la tan deseada prosperidad social”. Por ello defiende la economía de mercado. Pero convencido, al mismo tiempo, de que ello no basta. Que hace falta desatar condiciones “necesarias para alcanzar el modelo de desarrollo que deseamos y que tanto se merecen los venezolanos de esta y de las próximas generaciones”.

Mendoza apunta como fundamental “un entorno que favorezca, estimule e impulse la educación, en todos los niveles, y que sitúe a este factor de progreso, tal como le corresponde, en el sitial preferente de nuestro modelo de país”. Recuerda que cuando hubo políticas que aumentaron la cantidad y calidad de la educación, Venezuela alcanzó “cotas de desarrollo que nunca antes había obtenido, y la calidad de vida de la gente comenzó a dar señales envidiables, al menos en comparación con las sociedades con las que nos corresponde equipararnos”.

Pero cuando ocurrió lo contrario, los “venezolanos se encontraron no solo a merced de una crisis que parecía abarcar todas las esferas de la sociedad sino, peor aún, desprovistos de las herramientas para afrontarla”.
 
Observa una relación estrecha entre educación y participación ciudadana. Una mejor educación favorece la participación activa. En caso contrario, aparece el sujeto pasivo. El “individuo del que apenas se espera que acepte la ayuda que se le ofrece desde arriba — principalmente desde el Estado—, a cambio de ceder cada vez más en la defensa de sus derechos individuales. No es este el ejemplo que han seguido las sociedades exitosas ni las que han alcanzado cotas aceptables de bienestar para sus ciudadanos”.

Lorenzo Mendoza gerencia, habla y escribe. En esta ocasión escribe. Opina. Lo hace en el libro La esencia del éxito en tiempos turbulentos, preparado y editado por el equipo de Venezuela Competitiva. El jefe del Grupo de Empresas Polar es el autor del prólogo, que tituló Una radiografía del éxito venezolano.

Porque de eso trata el libro de Venezuela Competitiva. En este 25 aniversario a la exministra Imelda Cisneros y a su equipo no se le ha ocurrido mejor idea que documentar 200 casos de éxitos. Pero 200 casos que la organización detectó hace 25 años y que confirman que a pesar de este tiempo turbulento, es posible salir a flote y ganarle a la adversidad o al entorno más complicado de la Venezuela contemporánea. En el texto están las claves de tales experiencias. O como bien señalan los autores, “las claves que les han permitido permanecer operativos y sobresalientes en uno de los períodos más inestables y amenazantes para la iniciativa empresarial y organizacional que conozca la historia contemporánea venezolana, analizando junto a ellos lo que han hecho y cómo lo han hecho para compartir aquí sus tácticas y estrategias”.

Los protagonistas de esta iniciativa, de este libro de obligada consulta, son Imelda Cisneros, coordinadora, y Vanessa Anderson, Josué Bonilla, Dunia de Barnola, Maike Lara, Sary Levy-Carciente y Ricardo Villasmil. El prólogo, ya lo señalamos, de Lorenzo Mendoza, quien parte afirmando que desde la fundación de Venezuela Competitiva se han producidos eventos en el país que “resultaban imposibles de prever”. ¿Quién lo pone en duda? Pese a ello, y por ello mismo, es que destacan los 200 casos de éxitos.

CON INFORMACION DE KONZAPATA
volver a página anterior

Compartelo