Cesta Ticket Bs 200.000Salario mínimo desde el 1 de Enero Bs 250.000Reservas internacionales (US$ mm) $8.093Petroleo venezolano (US$ x Bl) $51Unidad Tributaria Bs 50

Víctor Álvarez: polarización política impide investigar impacto de las sanciones de EE UU

Álvarez, cuestiona que el empresariado privado no transparente el impacto negativo de las sanciones de Donald Trump en sus negocios.

13/02/2020
El economista Víctor Álvarez sostiene que las sanciones estadounidenses también impactan de manera severa a la empresa privada, pero la polarización política impide investigar el impacto real de las medidas del gobierno estadounidense en lo que queda de la economía privada.


Álvarez, ex ministro de Industria y Comercio y ex presidente de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), cuestiona que el empresariado privado no transparente el impacto negativo de las sanciones de la administración de Donald Trump en sus negocios.

«Guaidó pide endurecimiento de sanciones que, paradójicamente, perjudican a empresa privadas que son contratistas del gobierno, pero la polarización las lleva a asumir posiciones políticas que perjudican sus propios intereses económicos», apunta el analista en su cuenta de Twitter.

Álvarez subraya que la empresa privada no quiere ser considerada como «una caja de resonancia de la narrativa oficial que atribuye a las sanciones la causa originaria de la crisis».

La «empresa privada tampoco encuentra alternativa en el gobierno de Maduro que sigue siendo muy hostil contra el empresariado nacional al que cataloga cómo enemigo, conspirador y aliado interno de la coalición internacional liderada por EEUU que lo quiere sacar de Miraflores», explica el economista.

Las dos caras
En su análisis en Twitter sobre el impacto de las sanciones, Víctor Álvarez señala que así como las sanciones sirven de excusa al gobierno de Maduro para justificar sus malas políticas y las de las administraciones chavistas anteriores -expropiaciones, controles, corrupción, entre otros elementos- también están obligando a la administración madurista a abrir la economía.

El economista propone que la empresa privada identifique las oportunidades que surgen en este entorno para favorecer la inversión productiva. En su opinión, hay que «identificar cómo y por qué cambiaron y se deterioraron las relaciones gobierno-empresa privada en los gobiernos de Chávez-Maduro: ¿Qué fue lo que se perdió y qué habrá que reconstruir y recuperar para superar la escasez y la hiperinflación?».

En concreto, Álvarez apunta a un escenario de abandono de la polarización para que el gobierno y la empresa privada, ambos afectados por las sanciones, busquen una suerte de nuevo marco de convivencia. La idea es responder cómo «activar vías y mecanismos de interlocución para incidir en las medidas y políticas económicas que en adelante se apliquen, de tal forma que realmente favorezcan al aparato productivo y no lo perjudiquen».

La propuesta del economista parece, por lo menos, de muy difícil concreción. La fricción entre el gobierno chavista y una parte relevante del empresariado privado es larga y profunda, por lo que una negociación en el sentido que apunta Álvarez no parece muy probable, al menos por ahora, aunque existen sectores privados abiertamente dispuestos.

Con información de Banca & Negocios
volver a página anterior

Compartelo