Cesta Ticket Bs 400.000Salario mínimo desde el 1 de Mayo 2020 Bs 400.000Reservas internacionales (US$ mm) $6.900Petroleo venezolano (US$ x Bl) $10Unidad Tributaria Bs 1.500

González Chejade: "Este ajuste salarial tan tímido denota que nos estamos alejando del populismo"

"Tendríamos que esperar obviamente que pase la pandemia, a objeto de una recuperación en los precios petroleros".

11/05/2020
El economista Miguel González Chejade afirmó que ciertamente es preocupante que el ajuste de sueldo haya sido tan precario, sin embargo, definitivamente no teniendo el Estado venezolano los recursos para poder soportar un aumento significativo como el que necesitan todos los venezolanos, haberlo decretado para financiarlo con dinero inorgánico hubiere sido irresponsable, habría sido comida para hoy y hambre para mañana, porque la inflación se lo hubiese tragado.

Esta afirmación la hizo el economista al consultársele acerca del último aumento de salario mínimo decretado por el gobierno de Nicolás Maduro, a lo que agregó que en este momento “hay compresión en materia económica en lo referente a la política monetaria, incluso a la política fiscal, eso ha hecho que, con algunos tropiezos, exista el interés en controlar el gasto público y limitar la emisión de dinero inorgánico de manera indiscriminada como se hacía antes, porque se ha entendido que es altamente inflacionario”.

Lo importante de este ajuste tan tímido, es que denota que nos estamos alejando del populismo y que estamos dando la lectura correcta en el ámbito de la política monetaria en materia económica.    

Ahora bien, a esto tendríamos que esperar obviamente que pase la pandemia, a objeto de una recuperación en los precios petroleros, en consecuencia obtener por esa vía también nuestros acostumbrados recursos, pero bajo este nuevo esquema, con una economía mucho más pequeño y menos dependiente del sector público, teniendo recursos suficientes para que podamos avanzar, añadió González Chejade.

Lo correcto es que la apertura en materia comercial, conduzca a direccionar el esfuerzo privado hacia aquellos ámbitos en los que sí tenemos ventaja comparativa, porque nuestras tierras son aptas, porque tenemos una ubicación geográfica importante, porque no hay una oferta significativa a escala internacional, y en consecuencia nuestros costos de producción son muy bajos y los precios competitivos, amén de lo que sucede con otros recursos naturales como petróleo, hierro, aluminio, oro, bauxita, concluyó el especialista.

Redacción: Jorge Isaac Jiménez Flores
volver a página anterior

Compartelo